He buscado la definición de episiotomía  y se define como una pequeña  intervención quirúrgica  cuyo objetivo es ensanchar el tercio inferior de la vagina, el anillo vulvar y el periné con la intención de evitar desgarros de tercer grado y cuarto grado.

Estos desgarros  llamados de tercer  tercer  grado incluyen el complejo del esfínter anal y los de cuarto grado incluyen el complejo del esfínter anal y el epitelio anal. Por su localización  su reparación es más complicada y dolorosa. También existen un tipo de desgarros llamados subyacentes producidos  por una distensión en la zona del periné que a largo plazo pueden producir complicaciones como prolapso genital e incontinencia urinaria.

Siempre nos da miedo el dolor y más saber que puede ser necesario que tengan que hacernos un “corte” en la zona perineal (episiotomía)  o un desgarro producido por la salida del feto. Tenemos dudas, nos informamos, leemos, internet, preguntamos a los profesionales que nos atienden…nos gustaría saber cuál es la mejor opción.

Nos imaginamos en esa situación y nos horroriza pensar que nos tengan que cortar o suturar. Es normal preguntarnos  cómo quedara la zona perineal, el tipo de cicatrización, si dolerá mucho, qué  cuidados debo de tener, cómo se desinfecta  y si esos puntos se caerán solos.

¿ Es mejor que te hagan una episiotomia de rutina?

En la actualidad el criterio de una episiotomía selectiva de rutina no es necesario, se suelen de hacer de forma selectiva en presentaciones podálicas, cuando sea necesario la extracción rápida del feto y partos instrumentados.

Otras indicaciones que aparecen en la  biografía   son periné poco elástico, primípara añosa, vagina poco elástica, prematuridad, fetos grandes etc….

¿Hay estudios que hablan de ello?

En un estudio realizado a más de 5000 mujeres se hizo una  comparación de la episiotomía  restrictiva (cuando es necesaria),  con la episiotomía habitua (realizada de forma rutinaria),  para determinar los efectos beneficiosos y perjudiciales que conllevan  para la mujer y el recién nacido.

En las mujeres asignadas al azar a la episiotomía habitual, un 75,10% fue sometido a una episiotomía mientras que con la opción de episiotomía restrictiva, la misma se realizó en un 28,40%. El resultado fue que las mujeres con episiotomía restrictiva presentaron traumatismo perineal menos grave, menos traumatismo perineal posterior, menos suturas y menos complicaciones de cicatrización a siete días. No hubo diferencias  en referencia a la aparición del dolor, la incontinencia urinaria, la dispareunia o los traumatismos graves después del nacimiento.

¿Qué influye para realizarla o no?

Las características del periné previas al parto pueden ayudar a que se distienda mejor cuando pase la cabecita de tu bebe. La nuliparidad (no tener hijos previos),  un feto grande,  período expulsivo prolongado y una mala posición aumentan el riesgo de traumatismo perineal. Actualmente se utilizan diferentes técnicas e intervenciones perineales para prevenir el traumatismo perineal.

Estas intervenciones incluyen:

Compresas calientes: El uso de las compresas calientes en el perineo se asocia con una reducción de traumatismo perineal. A partir de los metanálisis se encontró un efecto significativo del uso de las compresas calientes en comparación con ninguna intervención o ninguna compresa caliente sobre la incidencia de los desgarros de tercer y cuarto grado.

Estos desgarros llamados de tercer  tercer grado incluyen el complejo del esfínter anal y los de cuarto grado incluyen el complejo del esfínter anal y el epitelio anal. Muchos más complejos en su reparación.

Masaje perineal: También se encontró una reducción de los desgarros de tercer y cuarto grado con el masaje del perineal.

La posición vertical materna en el período expulsivo en mujeres sin anestesia epidural da lugar a una reducción considerable del uso de la episiotomía y un aumento de desgarros de segundo grado es decir aquellos que afectan a la piel y plano muscular.

Recomendaciones a tener en cuenta

La persona formada exclusivamente para acompañar a la mujer y  realizar un parto vaginal eutócico, es decir un parto normal es la matrona. Cuando llegues a urgencias valorar si estas empezando el trabajo de parto y te acompañara en toda la dilatación. Un tiempo que será más o menos largo dependiendo   si eres primípara o una inducción en el que  se creara un clima de confianza y dialogo.

Una vez llegada la última etapa del parto llamada expulsivo  utilizara técnicas de apoyo para disminuir la velocidad del descenso de la cabeza fetal para que tu periné se vaya dístelos desgarros vaginales pueden ocurrir durante el parto, con mayor frecuencia durante la abertura vaginal cuando pasa la cabeza del recién nacido, especialmente si el recién nacido desciende rápidamente.

A la vez que utiliza estas técnicas de apoyo  de forma habitual te  pedirá que respires  en vez de pujar cuando vea aparecer la cabeza fetal. A veces se ofrece la posibilidad de verlo con un espejo es más fácil dirigir el pujo y  al hacerlo tan despacito tienes el privilegio de verle nacer .No tengas miedo pregunta, expresa tus sentimientos ,tus miedos, tu dolor, tus emociones…es tu momento.

Si hay alguna razón para que no pueda ser un parto eutócico, tu matrona avisara al ginecólogo para realizar un parto instrumental, que en este caso si realizará una  episiotomía porque necesita más amplitud para la colocación de ventosa, fórceps…